14D: ¿Estrategia policial para criminalizar la protesta?

El día catorce de diciembre, a las siete de la tarde, la coordinadora 25S convocó una concentración en el congreso para protestar por la nueva ley de seguridad ciudadana conocida popularmente como ley mordaza o ley anti15M. Alrededor de las ocho de la tarde, con la plaza de Neptuno llena, se decidió rodear el congreso literalmente por lo que las personas allí congregadas iniciaron la marcha por el paseo del prado en dirección a la puerta del Sol. Hasta este momento la convocatoria transcurrió sin incidentes en medio de una gran presencia policial, ya que el Gobierno había desplegado 1500 agentes de la UIP en las inmediaciones del congreso.

Al llegar a la puerta del Sol comenzaron los primeros enfrentamientos con la policía, ya que varios mandos, sin apoyo defensivo, se encontraron con el grueso de la marcha en Sol, por lo que fueron increpados y agredidos, aunque esto no concluyó en ninguna acción por parte de los antidisturbios, llegando incluso un mando a ordenar que guardara la porra a uno de sus agentes ante la reacción de este que quiso sacar la defensa para contrarrestar el acoso de los manifestantes.

Desde ese momento empezamos a preguntarnos que estaba pasando.¿La actuación contenida de los antidisturbios se debía a que el centro de Madrid estaba lleno de gente?. No, no era eso lo que estaba pasando. En otras manifestaciones no les importo que hubiera mucha gente en el centro de Madrid para iniciar cargas brutales y como ejemplo tenemos la manifestación laica que se desarrolló durante la jornada mundial de la juventud del 2013, donde se produjeron cargas indiscriminadas en la zona de Sol, repleta de gente y en la marcha minera, donde se produjeron cargas en Callao, llegando a ser agredidos los asistentes al estreno de un documental de skate.

Con esa sensación de algo raro esta pasando decimos seguir caminado hacia la calle San Sebastián con esquina atocha. Cuando llegamos había un tapón de personas .No eramos capaces de saber lo que pasaba delante. Pasado un rato oímos uno pistoletazos y nos preguntamos si eran balas de goma. La gente empieza a correr por lo que entendemos que ha sido una carga.

Viendo vídeos de Jaime Alekos y periodismo digno nuestra sensación de extrañeza se multiplico. ¿ Como puede ser que el tremendo despliegue de 1500 antidisturbios permita el destrozo de un coche de la policía municipal sin hacer nada?. Únicamente cuando el coche estaba destrozado es cuando iniciaron las cargas, con balas de goma, que dejaron varios heridos y detenidos.

Aquí sucedió otra cosa que nos extraño. Los antidisturbios no bloquearon la calle a pesar de que la gente esperaba que lo hicieran como es su costumbre. En Jacinto Benavente una escuadra de UIP que parecía iba a bloquear la calle Atocha desde la plaza justo tras los disturbios con el coche de la policía Municipal, hicieron el amago y todos pensamos que se produciría una carga que bloquearía la calle, pero nada mas lejos de la realidad, la escuadra decidió realizar una formación de defensa frente a la chocolatería de Jacinto Benavente, a pesar de estar produciéndose graves enfrentamientos a escasos metros delante de ellos y exponiéndose a una situación similar a la ocurrida en la calle San Sebastián. La actitud pasiva de la UIP se repetía como ante el destrozo del coche de la Municipal y bajo la lluvia de botellas.

Esta actitud de la UIP es algo inédito en las situaciones tensas que se han producido desde el comienzo de la ola de protestas comenzada por el 15M. Todos hemos visto como reventaban manifestaciones pacificas a base de cargas, hemos visto agresiones a transeúntes, a ancianos, a niños, hemos visto cargas en la universidad…

Ahora tenemos la explicación a esta extraña actitud de la UIP, especialmente pasiva y expuesta a pesar del enorme despliegue de esa noche. La policía ha publicado un vídeo de los disturbios grabado por un una persona infiltrada entre los reporteros que cubrían la protesta. El vídeo en cuestión fue grabado y ha sido editado con la intención clara de mostrar los rostros de las personas implicadas en los disturbios. En las redes ya se ha identificado en fotos y vídeos al infiltrado en cuestión, donde se observa que porta un casco negro con una pegatina de la empresa audiovisual Overon, integrante del grupo Imagina (MediaPro, GloboMedia, WPP y Torreal).

Overon 1

Al fondo, con chaleco amarillo y casco negro de Overon, la persona que grabó el vídeo publicado por la policía. Foto: Raúl Capín

La actitud pasiva de la UIP no era más que una actuación, el seguimiento de una orden de mesura y de exposición a la agresión. La actuación policial fue encaminada a la creación de altercados, pero en este caso, por actuación pasiva, como el bloqueo de la calle Atocha al paso de la marcha, sin ninguna actuación posterior, dejando atrapado durante largo rato un coche de policía.

La intención la vimos clara al día siguiente, con las declaraciones del Ministro de Interior en la apertura de todos los informativos, aderezadas con las imágenes tomadas por el infiltrado, donde se justifica precisamente la ley contra la que se dirigía la protesta. Inquietantemente, los informativos, pro primera vez, calificaban una protesta de Rodea el Congreso como pacifica, eso sí, especificando que sólo en su inicio. El Gobierno necesitaba unas imágenes de altercados graves donde la voz cantante en cuanto a violencia no la llevase la UIP, como es la costumbre, y la consiguió utilizando tácticas policiales especificadas en el llamado “Síndrome de Sherwood”, plasmadas en papel en el trabajo de fin de Master de un mando de los Mossos de Escuadra. Concretamente se aplicó el Método de Miyamoto Mushasi que especifica que no se impedirán los altercados e incluso se provocarán de manera indirecta con el fin de justificar una respuesta contundente frente a la opinión pública.

El Gobierno pretende justificar su deriva fascista y aniquiladora de los derechos sociales creando la dualidad entre manifestante bueno y manifestante malo. Los medios de comunicación alineados con el régimen sirven de instrumento para este fin, siendo esta colaboración cada vez mas estrecha y estructurada.

Es una función de los medios comunitarios revelar estas tretas y denunciar los intentos, cada vez mas habituales, de criminalización de protesta social. Y es función de los propios manifestantes el tomar medias de seguridad frente a este tipo de provocaciones que suponemos se harán habituales.

Mas info y vídeos:

Vídeos de Juanra Robles para Diagonal y ElDiario.es: ManifestaciónDisturbios
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail